Un equipo que desaparece sin dejar rastro tras volar con ultimavis