Vuelven del Caribe con ultimavis.

Al comienzo por el atracon de la cena les costo entrar en el avión pero ya son perros viejos y consiguieron recuperar su alma de escapista.

Felicidades