Los Espino unidos jamás fueron vencidos, a pesar de los nervios, finalmente han podido disfrutar de unas merecidas vacaciones en familia.

 —