Al fin unas merecidas vacaciones tras superar, sin apenas despeinarse, este accidentado viaje.

Felicidades